Limpiar y eliminar manchas del mármol

Gracias a su dureza, resistencia, brillantez y elegancia, el mármol es un material muy elegido para las distintas habitaciones de la casa, tanto para la construcción como para la decoración. De tal modo es importante que sepas cuidarlo, limpiarlo y eliminar algunas manchas que puedan aparecer o producirse en el.

Limpiar y eliminar manchas del mármol

Gracias a su dureza, resistencia, brillantez y elegancia, el mármol es un material muy elegido para las distintas habitaciones de la casa, tanto para la construcción como para la decoración.

De tal modo es importante que sepamos cuidarlo, limpiarlo y eliminar algunas manchas que puedan aparecer o producirse en el.

Lo primordial es que realicemos una limpieza periódicamente para poder mantener su aspecto y acabado lo más fiel posible. Para realizar una limpieza corriente podemos utilizar agua y jabón neutro, sin embargo, en algunos otros casos es necesario recurrir a otros productos.


Por ejemplo, cuando queremos eliminar manchas oscuras o amarillentas podemos utilizar agua con vinagre, en el caso de manchas de herrumbre, la opción es una mezcla de jugo de limón con sal, mientras que si se trata de quemaduras de cigarrillo será necesario volver a pulir el mármol.

Al utilizar estos tipos de productos naturales, como así también artificiales con sustancias corrosivas, debemos evitar que los mismos se mantengan mucho tiempo en contacto con el mármol. Es recomendable utilizar el producto, frotar sobre la mancha unos minutos y enjuagar de inmediato.

Otra alternativa que se suele utilizar para sellar los poros del mármol y así evitar la absorción de grasa u otro tipo de suciedad, es la aplicación de capas de cera, sin embargo esto tiene un lado negativo, ya que cuando hay muchas capas de cera, el mármol suele ponerse de un color amarillento. Para solucionar eso debemos eliminar toda la cera del mármol con la ayuda de algún producto comercial y luego limpiar y enjuagar bien con agua y jabón.

Otro tipo de manchas comunes son las de vino. En este caso podemos utilizar una mezcla de agua con 3 o 4 cucharadas de bórax, frotar y enjuagar. Esta misma solución puede servir para las manchas de café.

Cuando el mármol es utilizado para las cocinas, algunas de las manchas más comunes son las de grasa y aceite. En estos casos es importante actuar con rapidez, ya que al ser absorbido es mucho más difícil eliminarlo. Para ello es recomendable limpiar la zona con agua fría y detergente, incluso, recurrir a un desengrasante o cataplasma si la mancha no desaparece.

En cuanto a las manchas de aceite, estas se eliminan con un trapo limpio. Una vez secado es posible que necesitemos utilizar una cuchilla para eliminarlo completamente.

Para finalizar, en relación a la pérdida del brillo en el mármol producido por el desgaste, ésta es muy común teniendo en cuenta que con el uso se va perdiendo el grado de pulido y como consecuencia el brillo. Por esta razón la recomendación es acudir a un profesional.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...